Violencia en medio de reclamos

Compartir

Una mañana conflictiva se vivió ayer en la Municipalidad de San Luis cuando miembros del gremio ATE fueron echados del edificio a los golpes, empujones y con gas pimienta, por pedido del intendente Ponce. El reclamo era por la reincorporación de dos empleadas del estacionamiento medido, despedidas sin motivos. En conferencia de prensa, el sindicato anunció que mañana harán una olla popular frente a la sede de San Martín y Belgrano para sostener el reclamo y repudiar la represión.

Dejar una respuesta